Ya Todo ha sido Dado

Desde el momento en que el Multiverso autogeneró la existencia de los diversos cuerpos celestes “Ya todo ha sido Dado para todos”, por lo tanto las posiciones egoístas no son más que miedos y temores generados por las limitaciones mentales de reconocer que somos parte del Todo. Los elementos contenidos en el cosmos y la suprema inteligencia organizadora son fuentes inagotables de las diversas formas de vida.

Ya Todo ha sido Dado

Ya Todo ha sido Dado – Renacimiento Mexicano

La Galaxia a la que pertenecemos, el sistema solar, el planeta Tierra y todos los factores que influyen e interfieren en la generación de la vida han sido suficientemente fértiles, para brindar la oportunidad al ser humano de evolucionar. Hoy el ser humano ha logrado alcanzar estadios elevados de inteligencia tecnológica y científica, sin embargo, la inteligencia emocional y ecológica no han crecido a la par. Duros y tristes episodios se ven y escuchan a diario por falta de fraternidad y respeto. Contradictorio es el proceso evolutivo del ser humano, quizás sea un momento indicado para replantear seriamente desde el ámbito filosófico, sociológico, antropológico, cosmológico, y científico a qué no referimos verdaderamente cuando hablamos sobre la evolución.

Pareciera que un gran porcentaje de la población ha perdido de vista lo esencial por lo banal, el diálogo por la imposición, la nobleza por la bajeza, la bondad por la maldad, la justicia por el egoísmo, la sabiduría por la ignorancia, la verdad por la mentira, la plenitud por la insatisfacción, la vida por la muerte, la eternidad por el exterminio, los acuerdos de paz por negociaciones bélicas, la espiritualidad por dogmas atomizados, la fraternidad por la ambición de tener más y más.

Es momento de reconocer los pasos errados, las decisiones mal tomadas, las acciones lastimosas, los sentimientos obscuros, los pensamientos degenerados, las actitudes negativas, la palabra hipócrita, las miradas asesinas, que albergan en cada uno nosotros. La maldad ya no puede seguir ganando espacio y robando la esperanza de la verdadera misión humana. Es tiempo de derrumbar los paradigmas divisorios, las creencias discordantes, los negocios homicidas, las relaciones desleales y las ideas que nos están autodestruyendo cada día más y más.

Recientemente el Teólogo de la liberación y ecologista Leonardo Boff publicó una columna con un tono bastante fuerte, intitulado “El ser humano Satán de la Tierra”, la cual versa sobre un análisis profundo sobre la relación establecida entre el humano y su gran casa común la Tierra, y sostiene que a partir de este momento toda extracción de la naturaleza se vuelve en números rojos y quien pagará la gran deuda son futuras generaciones.

La Tierra en su infinito amor y cariño se ofrenda instante a instante por la eternidad de todos sus retoños, no pone peros, sólo da y da, sólo se requiere contemplar el oxígeno que se inhala a cada segundo. La única aspiración del Planeta Tierra es ver a sus hijos evolucionar en el amor, en el respeto, en la fraternidad, en la unidad y en la libertad. Todo lo demás contrario a estas aspiraciones de una verdadera Madre son meras rupturas con el propio Ser y con el Multiverso.

Es tiempo de dar, es tiempo de ofrendar, de sumar, de cuidar y proteger, de volver a construir los cimientos de relaciones genuinas y verdaderas, de perdonar y rectificar, ya no es tiempo de pedir y extraer más de la Tierra, después de 4470 millones de años de vida de la Tierra, ahora es ella la que requiere de nuestro abrazo y cobijo. Esa es la verdadera misión del ser humano de ahora en adelante, la de cuidar la vida para que continue la vida. Podemos hacerlo, es tiempo de hacerlo y de lograrlo. ¡Ya todo a sido Dado!, sólo se requiere de saber administrar, cuidar, proteger, disfrutar y respetar con amor y cariño lo bondadosamente conferido por el Multiverso.

 

Un artículo de: WITZILIN ADRIANA MORALES ORTIZ
Integrante del Renacimiento Mexicano

Contáctanos

Eres muy importante para nosotros, eres parte del Renacimiento y te damos las gracias por ello !

Enviando

©RenacimientoMexicano

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?