Cuando la adolescencia es conflictiva

Cuando la adolescencia es conflictiva
Abordaje con terapias complementarias

Adolescentes

Adolescentes

Adolescencia significa época de crecimiento acelerado, ciclo de los 9 a los 20 años de edad en la cual se producen cambios estructurales y funcionales profundos. Esta etapa de la vida del ser, será más o menos conflictiva dependiendo de la interferencia o estímulo otorgado por sus padres y amistades. Las familias amorosas ayudarán con el desarrollo de sus potencialidades innatas, facilitando su expansión en dirección a la libertad, responsabilidad y autoestima. Existen determinados aspectos de necesidad y aceptación que el adolescente debe elaborar naturalmente, detallaremos a continuación algunos de los conflictos que pueden originarse en dicha transición.

Conflicto con la aceptación de su cuerpo y sexualidad

La cultura mexicana como las latinas; poseen varios mitos con respecto a la sexualidad de la mujer y hombre. Lo más importante es que los jóvenes no se identifiquen totalmente con su cuerpo, pues su identidad y personalidad están conformadas por variados aspectos también valiosos. Los psicoterapeutas encontramos en la práctica clínica, desequilibrios emocionales y prevalencias en trastornos alimenticios (como anorexia y bulimia) El adolescente experimenta muchas veces atracciones homosexuales, antes de vincularse heterosexualmente. En esta etapa ellos definen su identidad y rol sexual, por ello será importante el abordaje sobre la educación y salud sexual por parte de los padres y profesores.

Conflicto en la búsqueda de un nuevo yo y sentido de identidad

La situación del adolescente es difícil, pues se encuentra inconforme con su presente e ignora su destino. Necesita encontrarse a sí mismo, saber con qué capacidades cuenta para elegir su vocación. Muchos de ellos sueñan despiertos e imaginan proyectando su yo hacia el futuro. Se angustian cuando tienen dudas al respecto. Los vínculos amorosos no son estables pues teme perder parte de sí mismo y de su libertad con una pareja. Pueden también identificarse con modelos o con un grupo de pares por el ansia de pertenecer; los padres deberán esforzarse en conocer con quiénes se vincula y qué intereses poseen sus amistades en general. Los conflictos más consultados en este orden son las adicciones a sustancias, mitomanías, cleptomanías, entre otros.

Conflicto con la elaboración de nuevos valores, ideas e intereses

Los valores que en la infancia eran aceptados son ahora enjuiciados y criticados con pautas racionales.

Duda acerca de las bases de su religión impuesta, de las actividades, música, tipo de alimentos y de la vestimenta que hasta ahora formaban parte de su mundo. El adolescente tendrá que procesar las nuevas informaciones discriminando aquellos patrones que ya no lo identifican como tal.

Conflicto con las figuras de Autoridad

Por su necesidad de autonomía y autoafirmación, el joven se rebela contra figuras de autoridad (padres, maestros, policías, jefes laborales, rabinos o sacerdotes, hermanos mayores), cortando lazos protectores que hasta entonces lo habían mantenido unido al medio familiar. Desea estar solo pues se siente incomprendido y paradojalmente necesita sentirse amado. Compite exageradamente y necesita conseguir sus metas para saberse competente y aceptado.
Existen quienes no han logrado saltar obstáculos de manera positiva y se frustran fácilmente, entonces llamarán la atención como “ovejas negras” familiares. La obstinación y rebeldía tendrán como finalidad generar una competencia con sus mayores, buscando así ser él mismo con una personalidad que lo caracterice como distinto a los demás.
Las nuevas generaciones de adolescentes reciben múltiples contactos culturales a través de diferentes medios, también poseen facilidades educativas y los conceptos sobre moralidad, disciplina o libertad son profundamente abismales con respecto al de sus padres o abuelos. Éstos aspectos representan una oportunidad para enfrentar los conflictos que no fueron adecuadamente resueltos en la infancia.
Si existieran disturbios severos en el ciclo vital del adolescente o su familia, recomiendo la psicoterapia familiar o individual de diferentes enfoques.

Conflicto del Síndrome de Peter Pan

Se trata de jóvenes con inmadurez psicológica y social, egocéntricos, irresponsables, que niegan el paso del tiempo, tienen miedo al compromiso y son dependientes.

Resolución de Conflictos con Terapia floral y Aromaterapia

La Terapia Floral y Psicoaromaterapia, como recursos terapéuticos naturales, ayudan notablemente al adolescente y a su familia en la adaptación al cambio, mejoramiento de la autoestima, conocimiento de sí y en el desarrollo de una identidad equilibrada; pues precipitan la labor consciente de los jóvenes aminorando los síntomas perturbadores.

Además de ser terapias naturales, son compatibles con otros remedios naturales o alopáticos.

La terapia floral consiste en la ingesta frecuente de una mezcla de esencias en frasco gotero y en cambio los aceites esenciales de aromaterapia se podrán colocar en difusores eléctricos para ambientar los lugares frecuentados por el adolescente o bien entregarles un roll on con una mezcla apropiada para el conflicto a tratar.

Será preferible consultar a un terapeuta facultado que personalice dichas terapias naturales.

Por: Lic. María Alejandra Valdez Lankes
*Psicoterapeuta y Naturópata
Ced. Prof. 9941510
Dir. Académica del Colegio Mexicano de Terapeutas Florales y Naturales, A.C.
INTEGRANTE DEL RENACIMIENTO MEXICANO

Contáctanos

Eres muy importante para nosotros, eres parte del Renacimiento y te damos las gracias por ello !

Enviando

©RenacimientoMexicano

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?