¿Porqué estoy feliz con el Renacimiento Mexicano?

Bandera_México

Fuente imagen http://www.banderademexico.net/historia

Hola, me llamo Elsy, soy de Puebla, México, tengo 42 años, les quiero contar mi experiencia personal en cuanto al Renacimiento Mexicano, yo sabía que algún día llegaría, pero pensé que sería muy adelante en el futuro, lo verían mis nietos, no yo, y miren lo maravillosa que es la vida que me está dando la oportunidad de verlo, de estar presente, en acción para que juntos creemos el Renacimiento de México y la humanidad.

Cuento esto porque es importante para mí en este momento, algo que he sentido por muchos años y quizás no me crean o si me crean y se identifiquen conmigo, si ustedes sienten algo así los invitamos a enviarnos sus experiencias.

Recuerdo que era muy pequeña, como 2 o 3 años y yo lloraba, le reclamaba a Dios, le decía ¿Porqué me enviaste a esta tierra? ¿Porqué me enviaste con estos padres? Y casi casi para colmo en México.

Recuerdo muchas cosas del kínder, de mis juegos y pensamientos de pequeña y recuerdo mucho mi frustración, yo quería hacer muchas cosas, sentía mucha curiosidad por todo, quería leer, viajar, quería ser arqueóloga y astronauta, quería muchísimas cosas de pequeña, pero bueno… mis padres eran maestros de primaria, con sueldos medios-bajos y yo no podía aspirar a gran cosa si no teníamos recursos y mis padres eran burócratas del gobierno. Entonces al no poder hacer ni aprender ni saber ni nada, me empecé a rebelar, no aceptaba ser “niña” porque las niñas no podían ir a jugar con los demás niños ni montar a caballo, ni subirme a los árboles y no me hacían mucho caso por ser pequeña, después no aceptaba a los hombres porque sentía que oprimían a las mujeres, después dejé de creer en Dios porque pensaba que no me escuchaba ni escucha a los que rezan, así que perdí la fé en Dios y después perdí la fé en México, me tocó vivir de niña en los 80s cuando la inflación era exagerada con el Presidente López Portillo y yo pensaba que México era el peor lugar para vivir.

Poco a poco con el tiempo fui recobrando la fé. Primero tuve que aceptar que soy mujer, aceptar ponerme faldas, aceptar mi cuerpo y cuidarlo, después acepté a los hombres, vi que no todos son opresores, muchos cuidan de sus familias, y protegen a las mujeres y los hijos; el hombre y la mujer son necesarios con amor, sin competencia, con armonía, asi que poco a poco fui recobrando la fé y ya no me sentía tan sola luchando contra el mundo, después en mi búsqueda fui recobrando la fé en Dios, por medio de escuelas internas, por medio de oración con unas monjas, por medio de meditación zen, etc, poco a poco el camino interno me llevó a la fé en Dios y me quitó los miedos, todo está en manos de Dios.

Pero aun no recuperaba la fé en México y pensaba que eso no tenía solución, veía cada día corrupción, robos de los políticos, las cosas más caras, la gente violenta y sin educación, entonces me empezaron a llegar libros, fue asombroso, llegaron casi sin querer, el primero fue “Regina “ del Maestro Velasco Piña, yo estaba en segundo de preparatoria, y pensé que el maestro Velasco Piña había muerto en el 68, hasta hace poco con el grupo de Renacimiento Mexicano pude conocer al Maestro en persona y estaba super contenta por poder verlo en vida, el habla del Renacer del espíritu de México, lo que me parecía imposible, yo pensaba que sería dentro de 2 o 3 generaciones, no me tocaría a mí ver eso. Después me llegó el libro “La Puerta” no recuerdo al autor, pero era mexicano y hablaba de una escuela interna aquí en México a la que se accedía por una puerta que solo se aparecía una vez al año y a muy pocas personas del mundo y era para estudiar aquí en México porque era donde se avanzaba más rápido, eso también me parecía asombroso, una escuela casi en la cuarta dimensión en un lugar que no aparecía en ningún mapa, en esa época no existía Harry Potter con su escuela de magia en otra dimensión, ahora los niños ya lo entienden pero en esa época para mi era asombroso, asi me fueron llegando libros con los años “La mujer dormida debe dar a luz” “Tlacaelel” recuerdo que leí a “Lobsang Rampa” que era Tibetano y contaba mas o menos lo mismo que Regina cuando estaba en el Tibet, cuando descubrí eso era una confirmación de las 2 historias para mí. Una ves como a las 12 de la noche veía la TV y le cambié de canal y estaba un contacto OVNI que decía que México estaba llamado a ser una pieza importante en el despertar de la humanidad y para mí fue asombroso escuchar eso en el momento que le cambié de canal. Otro día su Santidad Juan Pablo Segundo vino a México y desde el estadio Azteca levantaron una cruz enorme de luz y dijo que de México saldría la luz para el mundo, y esa parte me tocó verla por TV, para mi eso ya eran muchas casualidades, por eso poco a poco volví a creer en México, yo creo que era importante perder la fé, pasar por las pruebas para recuperar la fé después con buenos cimientos, con argumentos y desde el corazón, no solo creer por creer.

Ya recuperada la fé en México aún así veía tantas cosas malas en el país, las crisis económicas de cada 6 años, las devaluaciones, los temblores, las inundaciones, el narco, etc, hasta que entendí que todo pasaba por algo, como país teníamos que aprender con dolor, dicen que solo se aprende de 2 maneras, con dolor o con buenos actos, y como país elegimos aprender con dolor y de esa manera aprenderiamos más rápido a ser solidarios con la gente, a tener fé y esperanza, a ser personas del mundo y a despertar conciencia.

Estoy completamente convencida del gran papel que juega México en estos momentos para el despertar de la conciencia, va a ser difícil, no va a ser rápido, pero estamos ya trabajando, estamos ya sembrando y estamos uniendo nuestro trabajo interno no solo a gente de aquí de México sino a gente de otros muchos países que ya nos están apoyando y maestros internos que están viniendo aquí a apoyar por el bien de la humanidad.

Gracias por estar junto con nosotros en esta gran misión del Renacimiento Mexicano.
Un abrazo.

Elsy Pérez
INTEGRANTE DEL RENACIMIENTO MEXICANO
Puebla, México
Febrero 2017.

 

 

 

Contáctanos

Eres muy importante para nosotros, eres parte del Renacimiento y te damos las gracias por ello !

Enviando

©RenacimientoMexicano

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?